Naturaleza y Subjetividad Armónica

Reordenamiento entre el hombre, formas de producción y medio ambiente.

Ante la pregunta ¿porqué debemos cuidar del medio ambiente? Las respuestas comunes son múltiples. Se espera del sentido común un conocimiento (incluso técnico) acerca del daño sostenido en el tiempo que han causado los modelos industriales a la naturaleza. Pero esta
obviedad que nos indica que la contaminación es mala, que el ozono está debilitado, que la calidad del aire nos enferma, no genera cambios sostenibles en la conducta de las personas.

Los grupo interesados en temas ambientales tienden a situar la pregunta en “cómo empoderar a la sociedad” para motivar el cuidado medio ambiental y la transición energética. Hay un elemento que en mi opinión debemos añadir a este cuestionamiento: El tipo de sociedad en el que se insertan nuestra subjetividad contiene desde sus orígenes aspectos agresivos hacia la
naturaleza.

A lo largo de la historia hemos visto como la sociedad moderna, con su modelo tradicional de sujeto y de familia (nuclear, monogámica y patriarcal) los cuales se constituyen el uno al otro, ha mostrado a través de la historia una enorme capacidad de agresión identificable en al menos tres formas generales: la destrucción de la naturaleza (destrucción oculta en el concepto de
transformación de la naturaleza para posibilitar la vida humana), sublimación en forma artística o científica (cercanas a sublimación con características represivas), y en tercer lugar, su manifestación más brutal contra el “enemigo exterior” y/o las minorías al interior de cada sociedad.

1

El sujeto moderno y la familia tradicional se encuentran en crisis desde hace décadas, y actualmente vemos los retoños de esa crisis en la forma de familias y sujetos muy distintos de los tradicionales, pero que siguen bajo su sombra.

En este contexto de crisis la agresividad contra la naturaleza está en cuestionamiento. No existe un rechazo unánime, pero las evidencias climáticas siembran dudas incluso en los más escépticos. Aún existe agresividad en las formas delictuales, al interior de la familia y en los
lugares de socialización como escuelas y lugares de trabajo. Esa violencia junto con las prácticas de consumo vinculadas al endeudamiento nos da luces de subjetividades empobrecidas e intervenidas (note como los estratos socioeconómicos bajos tienden a ser consumidores de
“grandes marcas” a través del endeudamiento).

Promover un cese de la violencia contra la naturaleza implica inexcusablemente velar por condiciones sociales que promuevan una subjetividad armónica con el medio, distinta a la
máquina productiva actual, distinta a los intentos de concientización aislada de otras variables sociales, y distinta a las comunidades ecológicas “protegidas” por un sistema que no dudará en
“desprotegerlas” cuando los recursos naturales sean escasos.

Requerimos de la construcción de una otra subjetividad enmarcada en un otro modelo de producción subjetivo que permita superar este tiempo de reordenamiento entre el hombre, las formas de producción y la naturaleza que se han visto acelerados por los avances tecnológicos.

Juan Francisco Zapata Zavala.
Psicólogo y Psicoanalista.
Universidad París VIII

Memoria Financiera 2017

En esta entrada podrán ver nuestra memoria financiera para el año 2017. Aquí se detallan los montos gastados por ítem y las donaciones realizadas. Esperamos que este 2018 podamos impactar a muchas más familias. Nuestros esfuerzos han demostrado que a través de acciones concretas se puede impactar a nuestro entorno cercano e influir más allá de él.

La cuarta R: Retribuye

Reducir, reusar y reciclar son los tres factores claves que se suelen promover a la hora de hablar del manejo de residuos domiciliarios. Reducir apunta a dejar de producir grandes cantidades de residuos a través de la consciencia ambiental y la reducción del consumismo. Reutilizar tiene que ver con intentar
darle una segunda vida a los objetos antes de desecharlos. Reciclar es el introducir un material, que otrora fuese considerado desecho, a la cadena productiva y así disminuir la necesidad de producto virgen.

En Fundación Barrio Verde creemos que debemos agregar una cuarta R a estos factores y es la Retribución. Nuestra visión de la labor social que realizamos se funda en un compromiso comunitario con los actores sociales que nos apoyan. Es por esta razón que nuestros programas apuntan, más que a solo reunir volúmenes de reciclable, a crear una economía de base que permita retribuir los esfuerzos de las asociaciones comunales y los actores sociales de manera directa. Ejemplos de esto puede verse en nuestro trabajo con juntas de vecinos, el cual permite financiar distintas iniciativas al acreditar fondos a estas asociaciones por los reciclables que reúnen. De esta manera, hacemos parte a nuestros afiliados de una economía circular que torna sustentable el trabajo en conjunto.

Si quieres conocer más sobre nuestros programas o noticias de nuestras actividades, síguenos en Facebook

¿Artes y manualidades con materiales reciclables? Cuando la buena voluntad genera efectos negativos.

Reciclaje

Uno de los problemas más grandes de la economía del reciclaje es la necesidad de segregación de los materiales. Esta necesidad proviene de la tecnología disponible para poder limpiar y reutilizar la materia prima del material reciclable. Aunque dicha tecnología está en constante desarrollo, aún necesitamos limpiar y disponer de materiales segregados en post de disminuir la merma del proceso. Esta merma no puede ser reciclada y terminará su vida en un relleno sanitario de igual forma.

Irreciclabilidad

Cuando pensamos como educar a la población, principalmente a los niños, en la reutilización de materiales una de las principales soluciones hoy día son las manualidades. Así, enseñamos el proceso de reutilización construyendo joyería, artesanías o materiales de construcción. Pero, ¿hemos pensado realmente como ésta forma de reutilización impactará el medio ambiente? Tomemos por ejemplo un eco-ladrillo.

View post on imgur.com

*** Pared de eco-ladrillos

Estos materiales de construcción están hechos de botellas PET y rellenos de plásticos que no se pueden reciclar. Debido a que los plásticos están hechos de petroquímicos no pueden ser reabsorbidos por las ecologías locales. Entonces, se ha pensado en esta solución para dar un uso al plástico que iría otrora a parar en lagos, océanos o rellenos sanitarios. Ahora bien, una botella PET (Tereftalato de polietileno) privada de luz durará por alrededor de 300-500 años, antes de degradarse lentamente. Los materiales que usualmente se depositan en su interior son hechos de PP (polipropileno) o PS (polietileno), los cuales tienen un tiempo de degradación similar. El problema del eco-ladrillo entonces es que creamos una capa de plástico sobre otros plásticos, no reciclables, que les protegen de la degradación. Esto quiere decir que una vez degradada la botella plástica, recién comienzan a degradarse los materiales en su interior. Por supuesto que el problema no se generará durante nuestra vida, pero en un futuro serán materiales contaminantes que están esperando ser liberados al medioambiente.

Un ejemplo más común está en las manualidades.

View post on imgur.com

En esta foto podemos ver unos prendedores realizados con arcilla, pedazos de metal y plástico. La base del proyecto es en una tapa de bebida y la arcilla se usa para rellenarle. Si bien es un entretenido trabajo, la mezcla de todos los sintéticos dentro de la tapa de bebida y atravesado por metal vuelve al objeto irreciclable. Esta tapa pasó de ser 100% reciclable a ser inaceptable por los centros de reciclaje debido a la imposibilidad de separar el material a gran escala.

En estos casos, nuestra buena voluntad y el deseo de reutilizar materiales en pos de ayudar a nuestro medioambiente generan efectos negativos. Como equipo, no abogamos por evitar estas prácticas, sino por realizarlas con responsabilidad. Así que si desean ejecutar algún tipo de manualidad en su casa, o con sus hijos, es preferible realizarlas sin mezclar materiales. De esta forma se asegurarán que cuando sea descartada en días, semanas o años; ésta tendrá un lugar en la cadena de reciclaje y no llegará a ser un problema.

El acuerdo de París. Chile en un pacto global contra una amenaza común.

En Abril del 2016 se firmó un acuerdo sin precedentes en la historia de nuestro planeta. 197 países acordaron, en una convención en Francia, que la ciencia del cambio climático es innegable.

En Abril del 2016 se firmó un acuerdo sin precedentes en la historia de nuestro planeta. 197 países acordaron, en una convención en Francia, que la ciencia del cambio climático es innegable.

En Abril del 2016 se firmó  el acuerdo de París, un acuerdo sin precedentes en la historia de nuestro planeta. 197 países acordaron, en una convención en Francia, que la ciencia del cambio climático es innegable. El acuerdo entrega ayuda a países en vías de desarrollo gracias a los aportes de potencias como Alemania, China y Estados Unidos.

Las metas principales del acuerdo son (1) mantener la temperatura del planeta bajo los 2 grados Celsius sobre la temperatura base de períodos pre-industriales. (2) Incrementar nuestra habilidad para adaptarnos a los impactos del cambio climático, disminuyendo las emisiones de gases invernadero sin amenazar la producción de comida. (3) Crear un ambiente financiero saludable consistente con un camino hacia la disminución de gases invernadero y un desarrollo resiliente al cambio climático (Unfccc, 2016).

Aunque 197 países asistieron a la convención, a la fecha solo 131 de ellos han confirmado el pacto. Chile ratificó el acuerdo ante la oficina del Secretario General de las Naciones Unidas en febrero, 2017. Aunque nuestro país ratificó el acuerdo, aún quedan interrogantes sobre las acciones que tomará para disminuir los gases invernadero generados por la industria.

El rol de Chile en el acuerdo y los retos futuros

 

En el 2017 chile se enfrenta al reto más grande que ha tomado el país en materia de reciclaje, la ley de responsabilidad extendida del productor (Ministerio del Medio Ambiente, 2017). Pero generar un sistema de reciclaje no es suficiente para llegar a las metas medioambientales de la comunidad global. El plan de Chile al 2035 y 2050 es llegar a ser una de las economías más fuertes del planeta basado en una política de energía sustentable (energía2050, 2017). Con este plan transformaríamos la base económica del país y nuestra habilidad como país para generar tecnología. El problema con esta visión de futuro es que al parecer estamos más cerca de lo que creímos de un punto crítico en nuestro clima global. Como reporta ‘The Guardian’, aunque no queramos que la tierra se caliente más de 1.5-2 grados Celsius, en el 2015 ya llegamos a un aumento de 1 grado Celsius respecto de períodos pre-industriales (The Guardian, 2017). Estas metas no son mágicas o inventadas, son juicios expertos de agencias gubernamentales y científicos. Ya estamos sufriendo algunas consecuencias con olas de calor más allá de cualquier estimación, sequías e inundaciones severas y la acidificación del océano.

View post on imgur.com

View post on imgur.com

***Cambios de temperatura en la superficie global desde 1880 a 2016 (NASA)

Si de 1880 al 2015 alcanzamos un aumento de 1 grado Celsius, eso quiere decir que solo en 2016 hubo un aumento de 0.1 grado Celsius. Este aumento no es menor ya que implica que tenemos una década menos para alcanzar las metas del acuerdo de París y evitar consecuencias serias. Ya no hay tiempo que perder y no hay espacio para el error. Aquellos que niegan la ciencia detrás del cambio climático nos están costando tiempo valioso, a nosotros y a nuestras generaciones futuras. En este sentido, el plan de nuestro país al 2050 quizá no está considerando la urgencia de los cambios sociales, financieros y políticos necesarios para alcanzar nuestros compromisos internacionales.

Referencias

Energía 2050. (2017). Energía 2050. Retrieved from http://www.energia2050.cl/

The Guardian. (2017, January 26). We may be closer than we thought to dangerous climate thresholds | John Abraham | Environment | The Guardian. Retrieved from https://www.theguardian.com/environment/climate-consensus-97-per-cent/2017/jan/26/we-may-be-closer-than-we-thought-to-dangerous-climate-thresholds

Ministerio del Medio Ambiente. (2017). MMA » Ley de fomento al Reciclaje. Retrieved from http://portal.mma.gob.cl/ley-de-fomento-al-reciclaje/

Unfccc. (2016, November 28). The Paris Agreement. Retrieved from http://unfccc.int/paris_agreement/items/9485.php